El solsticio de Drog
El solsticio de Drog
Drog era un enano artesano que siempre había vivido en su pequeño pueblo en las montañas. A pesar de su éxito y respeto en la comunidad, Drog nunca se sintió completamente satisfecho con su vida. Siempre había algo que lo inquietaba, un deseo inalcanzable de ser más. Durante un solsticio de verano, Drog se encontró con un grupo de cazadores humanos en el bosque. Furioso por su presencia, Drog los atacó y mató a varios de ellos. Este acto desencadenó algo oscuro en Drog, algo que había estado latente durante mucho tiempo. La emoción de matar a los cazadores humanos hizo que se sintiera poderoso y vivo de una manera que nunca había experimentado antes. Sin embargo, durante el solsticio de invierno, Drog se encontró con un humano solitario que no parecía querer hacerle daño. En lugar de matarlo, Drog lo dejó ir y esa noche tuvo un sueño extraño. En su sueño, el humano se le apareció y le agradeció por haberlo dejado vivir. Pero también le habló de la importancia de la compasión y la empatía, y de cómo la violencia solo genera más violencia. Esto hizo que Drog comenzara a cuestionarse su obsesión con la violencia y la muerte. Se dio cuenta de que había estado buscando algo que no podía encontrar en la violencia y que había causado dolor y sufrimiento innecesario. A partir de ese momento, Drog comenzó a transformarse. Pero Drog no era el único que había sido afectado por la violencia. Un grupo de cazadores humanos comenzó a cazar enanos en el bosque, enfurecidos por los asesinatos cometidos por Drog. Los enanos comenzaron a temer por sus vidas y a esconderse en sus hogares. Pero Drog sabía que tenía que hacer algo al respecto. Sabía que tenía que enfrentarse a su pasado y proteger a su pueblo. Con la ayuda de algunos amigos de confianza, Drog planeó un ataque sorpresa contra los cazadores humanos. La batalla fue larga y difícil, pero Drog y sus amigos finalmente lograron vencer a los cazadores humanos. Después de la batalla, Drog se sintió en paz consigo mismo por primera vez en mucho tiempo. Había aprendido la lección de que la violencia no resuelve nada y de que la compasión y la empatía son más poderosas que cualquier arma. La historia de Drog se convirtió en una leyenda en la comunidad de enanos. Una historia sobre la redención y el coraje de enfrentar nuestros demonios internos. La violencia de Drog había sido causada por su propia insatisfacción y su búsqueda de algo que no podía encontrar en la violencia. Pero al final, encontró la paz y la redención al abrazar la compasión y la empatía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *